MedicinABC

16 sept. 2014

La importancia de combatir la obesidad

El sobrepeso y la obesidad son una epidemia moderna que, en todo el mundo, pide más vidas que el hambre. Aunque antes era sólo un problema en los países industrializados, actualmente los casos de obesidad están aumentando en los países de ingresos medianos y bajos. No obstante, esta condición perjudicial es prevenible y puede ser tratada, sea a través de ejercicio físico, dietas o comprimidos para adelgazar. Vemos juntos algunos aspectos importantes en relación a este tema. 


Cómo prevenir y combatirla



Publicidad
En la gran mayoría de las personas, la obesidad es uns condición evitable. Esta es una ventaja que tenemos en la lucha contra ella. Generalmente es causada por el desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas, ya que en las sociedades modernas aumenta el consumo de alimentos ricos en grasas, sal y azúcares pero pobres en micronutrientes. Además el descenso en la actividad física como consecuencia de una creciente urbanización contribuye al exceso de calorías en el cuerpo que causa la acumulación de grasa que a su vez puede ser perjudicial para la salud. 

El aspecto más importante en la lucha contra el sobrepeso y sus consecuencias es conducir una vida saludable:
  • Reducir la ingesta de grasas y azúcares.
  • Aumentar la ingesta de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Comer comida casera.
  • Ejercicio físico periódico.

Además existe una gama enorme de productos complementarias que pueden tener un efecto coadyuvante en el proceso de perder peso. Entre ellos encontramos:
  • Alimentos que aceleran el metabolismo como el limón, tomate, ajo y naranja amarga/pomelo
  • Café verde 
  • Complementos alimenticios como obextrem
  • Picolinato de cromo
  • Cetona de frambuesa
  • L-Carnitina
  • etc.

Qué es el sobrepeso, qué es la obesidad?

El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2). La Organisación Mundial de Salud (OMS) define que un IMC igual o superior a 25 determina sobrepeso, mientras que un IMC igual o superior a 30 determina obesidad.

Algunos datos sobre la obesidad

El sobrepeso y la obesidad son el sexto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año fallecen alrededor 3,4 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. Además, el 44% de la carga de diabetes, el 23% de la carga de cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% de la carga de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso y la obesidad.

El 65% de las personas vive en países donde el sobrepeso se cobra más vidas que la insuficiencia ponderal. La OMS estima que, en 2008 más de una de cada 10 personas de la población adulta mundial eran obesas. En cuanto a los niños, en 2012 más de 40 millones de niños menores de cinco años de edad tenían sobrepeso. Estos son verdaderamente datos alarmantes.

Consecuencias del sobrepeso

Un IMC elevado es un factor de riesgo importante en la patogénesis de varias enfermedades no transmisibiles:
  • las enfermedades cardiovasculares que pueden llevar al accidente cerebrovascular (apoplejía) y al ataque cardíaco;
  • la diabetes;
  • las enfermedades degenerativas de las articulaciones que son muy discapacitantes;
  • algunos cánceres: del colón, de la mama y del endometrio.
Cuánto más elevado el IMC, mayor riesgo tiene la persona de padecer estas enfermedades.

La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte temprana y discapacidad en la edad adulta. Pero además de estos mayores riesgos futuros, los niños obesos sufren dificultad respiratoria, se fracturan los huesos con mayor frecuencia, sufren hipertensión (en su infancia!), y presentan marcadores tempranos de enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.


Para todas estas enfermedades, el mejor tratamiento sigue siendo la prevención!



Fuentes:
Organización Mndial de Salud (OMS)
MedicalAnatomy.net

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.