MedicinABC

4 oct. 2013

Introducción al sistema Renina-Angiotensina-Aldosterona

El sistema renina-angiotensina (RAS) o renina-angiotensina-aldosterona (RAAS) es un sistema hormonal responsable de la regulación del equilibrio hídrico y electrolítico, así como de la presión arterial. En él interactúan varias hormonas y enzimas para formar la angiotensina II que finalmente tiene varios efectos en el cuerpo. 

Activación del sistema

La liberación de la hormona renina inicia el proceso. Esto ocurre cuando un tejido especializado del riñón, el aparato yuxtaglomerular detecta ciertos cambios en la sangre.



Publicidad

El aparato yuxtaglomerular se compone de tres tipos de células diferentes:
(1) Células especializadas de la arteriola aferente, que lleva la sangre al glomérulo;
(2) Células mesangiales, un tipo de células que son contráctiles y capaces de fagocitar; y
(3) La mácula densa, una región del túbulo que se encuentra entre el asa de Henle y el túbulo contorneado distal, y que pasa muy cerca de la arteriola aferente.


Nefrona
Localización del aparato yuxtaglomerular
dentro de la nefrona.
Aparato yuxtaglomerular
Aparato yuxtaglomerular (AY), detalle.
Células mesangiales rosa, mácula densa roja,
células de la arteriola aferente verde.

El aparato yuxtaglomerular mide la presión arterial en la arteriola aferente, la concentración de sal en la orina y reacciona a señales del sistema nervioso vegetativo y ciertas hormonas. Las células mioepiteliales de los vasos aferentes sintetizan y almacenan la renina en vesículas. Los siguientes estímulos causan una mayor liberación de esta sustancia:

(1) Perfusión disminuida del glomérulo.
(2) Disminuición de la presión sanguínea, detectada por los baroreceptores situados en la arteriola aferente del glomérulo.
(3) Disminuición de la cantidad de líquido que es filtrado por el glomérulo (índice o tasa de filtración glomerular, IFG o GFR).
(4) Concentración baja en iones de cloruro, detectada por la mácula densa.
(5) Activación del sistema nervioso simpático.

Eso signífica que la renina es liberada cuando la presión sanguínea disminuye o el cuerpo pierde sal y agua (es decir, el volumen de sangre disminuye).


Cascada enzimática

La renina es liberada por los riñones y pasa a la sangre donde ejerce su función como proteasa. Actúa sobre el angiotensinógeno, un péptido producido por el hígado, convirtiéndolo en angiotensina I. Éste se compone de 10 aminoácidos (lo que se denomina decapéptido) y necesita la acción de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) para convertirse en angiotensina II.



Efectos de la angiotensina II

Primeramente, la angiotensina II actúa sobre sus receptores en los vasos sanguíneos más finos dónde origina vasoconstricción lo que lleva directamente al aumento de la presión sanguínea.
En los riñones tiene este efecto mayormente en las arteriolas eferentes, es decir en las que llevan la sangre filtrada fuera del glomérulo. La resistencia vascular aumentada en esos vasos eleva la presión en los capilares intraglomerulares, así que, a pesar de la disminuición de la tensión arterial, la tasa de filtración glomerular puede ser mantenida estable.

En la corteza adrenal la angiotensina II causa la liberación de aldosterona, una hormona esteroide producida en la zona glomerulosa de este órgano. La aldosterona aumenta la resorción de agua y NaCl desde la orina lo que aumenta el volumen sanguíneo.
En la hipófisis, la aldosterona estimula la liberación de la hormona antidiurética (HAD o ADH) conocida también con el nombre vasopresina, la cual inhibe la excreción del agua por parte de los riñones.

El conjunto de estas hormonas es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central y producir el sentimiento de hambre de sal y de sed. De esa manera, las hormonas del RAS ayudan a compensar pérdidas de sal o de agua mediante la retención inmediata de NaCl y H2O, y a largo plazo mediante la ingesta elevada, para que finalmente la presión sanguínea idónea puede ser restablecida. El sistema es desactivado mediante una retroalimentación negativa, así que una presión arterial elevada, angiotensina II y aldosterona inhiben la liberación de la renina.


Importancia clínica

Varios fármacos que interfieren con el RAS se usan en el tratamiento de la hipertensión u otras condiciones. Entre ellos encontramos:

- Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (inhibidores ECA), que inhiben la formación de la angiotensina II.
- Antagonistas de la angiotensina o bloqueadores de sus receptores, que previenen que la angiotensina ejerce su función.
- Inhibidores de la enzima renina.
- Antagonistas de las hormonas aldosterona y HAD.



Publicidad

Fuentes y enlaces externos:
"Sistema renina-angiotensina-aldosterona. Su utilidad clínica" Endocrinología y Nutrición, Volume 53, Issue 4, Pages 270-278 A. Botey. Elsevier
"Fármacos inhibidores del sistema Renina-Angiotensina." Ricardo Brage e Isabel Trapero
"Renin-Angiotensin System" Wikipedia, the free encyclopedia

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.