MedicinABC

13 ago. 2013

Nueva técnica para la reparación de genes

TejidoGracias a unos científicos de las universidades Wisconsin-Madison y Northwestern (EE.UU.), dentro de poco tiempo la medicina regenerativa, o ingeniería de tejidos, puede exerimentar un gran avance. Utilizando células madre pluripotentes humanas y enzimas de restricción de Neisseria meningitidis, el grupo de James Thomson y Erik Sontheimer lograron la creación de una técnica eficaz para la reparación de genes defectuosos. 


El artículo fue publicado el 12 de Agosto en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences. Según el equipo de investigadores, la nueva técnica es mucho más fácil que los métodos que han sido empleados hasta ahora. Uno de los autores principales explica que, con el nuevo método, pueden eliminar, reemplazar o corregir genes defectuosos y es un paso más adelante comparado con las nucleasas con dedos de zinc (ZFN, del inglés zinc-finger nucleases) o las nucleasas efectoras tipo activador de transcripción (TALENs, del inglés transcription activator-like effector nucleases). 

Potencialmente podrá reparar los defectos genéticos responsables de enfermedades como un cierto tipo de cáncer de mama o la enfermedad de Parkinson. El método usa una proteína producida por la bacteria Neisseria meningitidis llamada Cas9, una enzima de restricción. Se combina con determinadas moléculas cortas de ARN que, al encontrar su secuencia análoga en el ADN, guia la Cas9 al sitio exacto dónde tiene que cortar. 

La ventaja principal para con las técnicas anteriores que emlean proteínas sintéticas es el tiempo. Los autores del artículo aseguran de poder sintetizar el ARN necesario en uno a tres días, mientras que el diseño de una proteína adecuada tarda semanas o meses.

Además, los investigadores demostraron que la nueva técnica es más segura que las usadas hasta la hora, ya que corta con precisión máxima diminuyendo el peligro de producir cortes no deseados que pueden causar grandes problemas. Según los autores tiene la capacidad de convertirse en una técnica que se emplea rutinariamente en el laboratorio ya que es más fácil, rápida y segura.


Fuente:
Universidad de Wisconsin-Madison

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.