MedicinABC

8 jul. 2013

Nuevo screening de cáncer que funciona con glucosa

Imagen microscópica del basalioma
Carcinoma de células basales de la piel
Científicos del University College London (UCL) han desarrollado una nueva técnica para detectar cáncer de manera simple y segura. La técnica innovadora aprovecha el consumo elevado de glucosa por parte de las células tumorales, que puede ser detectada mediante Imagen por Resonancia Magnética (IRM). En el futuro, podría constituir una técnica estándar más segura y eficaz que la actual que emplea sustancias radiactivas.


Publicidad

La nueva técnica bautizada GlucoCEST (del inglés "glucose chemical exchange saturation transfer") se basa en el hecho de que las células cancerosas tienen un consumo de glucosa mucho más alto que los tejidos sanos para mantener su proliferación rápida. Al sensibilizar un tomógrafo a la absorción de la glucosa, el equipo del Doctor Simon Walker-Samuel encontró que en ratones, los tumores aparecen como brillantes en medio del tejido normal.

El investigador principal explica: "GlucoCEST utiliza ondas de radiofrecuencia para marcar la glucosa magnéticamente, así que puede ser detectada con facilidad en los tumores a través de un tomógrafo de IRM ordinario. El método emplea la inyección de azúcar normal y podría ofrecer una alternativa barata y segura comparada con los métodos de detección de tumores que existen actualmente y que precisan la inyección de material radiactivo."

Otro autor principal del estudio, el Profesor Mark Lythgoe, añade: "Podemos localizar un cáncer utilizando el azúcar presente en media barra de chocolate. La IRM es una tecnología estandar que existe en muchos hospitales grandes; y potencialmente, en el futuro los pacientes podrían ser cribados en los hospitales de la localidad sin necesidad de ser transferidos a centros especializados." 

Detección de tumores mediante GlucoCEST
Presentación de dos tumores subcutáneos mediante GlucoCEST (flechas).
Imagen: Simon Walker-Samuel y cols., Nature Medicine

Una de las gran ventajas del nuevo método es la falta de radiactividad que podría permitir su uso en los pacientes más vulnerables como mujeres embarazadas y niños pequeños. Actualmente se están realizando los estudios necesarios para comprobar la eficacia de la técnica en cánceres humanos en vivo.


Fuente:
El estudio fue publicado el 7 de Junio 2013 en la revista Nature Medicine.

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.