MedicinABC

8 feb. 2013

Medio millón de DVDs cabe en un gramo de ADN

Lo que hacen los paleontólogos hoy día es secuenciar el genoma del mammut y otras especies extintas. Puede ser que los bibliotecarios del futuro harán lo mismo para leer los sonetos de Shakespeare, escuchar el discurso de Martin Luther King "I have a dream" o bien para ver fotos. Estas y otras obras han sido codificadas en ADN por unos investigadores del Instituto Europeo de Bioinformática (EBI) en Hinxton, RU. 


No es la primera vez que científicos realizaron el intento de almacenar datos en forma de ácido desoxirribonucléico, pero este trabajo publicado el 23 de enero 2013 en la revista Nature consiguió triplicar la cantidad de datos que caben en un gramo de ADN.

Estructura química del ADN
El año pasado, unos ingenieros biológicos de la Harvard Medical School han podido almacenar datos en la sustancia biológica con una densidad de 700 terabits por gramo, densidad 10⁶ veces más alta que cabe en un disco duro convencional. 

El método de codificación del trabajo actual consiguió aumentar la densidad de los datos archivados a unos vertiginosos 2.2 petabytes por gramo; la misma cantidad que cabe en 468000 DVDs. Incluso, Nick Goldman y sus colegas codificaron varias copias de los mismos datos en las cadenas de ADN para garantizar la correcta traducción posterior.


Una pregunta importante es, ¿en qué casos el almacenamiento de datos en forma de ADN puede tener utilidad? 

Simulación de la aparición del Bosón de Higgs
en el Large Hadron Collider.
Algunas instituciones continuamente generan una cantidad enorme de datos como, por ejemplo el acelerador de partículas "Large Hadron Collider" (gran colisionador de hadrones) en Ginebra, Suiza. Cada año produce unos 15 petabytes de datos que actualmente se almacenan en cintas magnéticas. Estas necesitan ser escritos de nuevo a intervalos regulares para mantener la calidad de los datos.  
El ADN por otro lado, almacenado correctamente en un lugar fresco y seco puede mantenerse estable durante miles de años. Además los costes de la síntesis y desciframiento de ADN están cayendo rapidamente. Los investigadores indican que actualmente el almacenamiento mediante ADN es rentable para los datos que necesitan ser archivados durante al menos 600 años, pero este número va disminuyendo.

Lo que no se puede hacer con los datos en ADN es sobrescribir o cambiarlos. Además no se puede acceder a alguna parte de información concreta. En contrario, es necesario traducir secciones muy largas y después ver qué se ha encontrado.

Resulta que, aunque el ADN tenga una capacidad de almacenamiento enorme, parece que te vale también una DVD para guardar las fotos de tus últimas vacaciones. Por ahora.


Lee la publicación en la revista Nature aquí.
Otras fuentes:
Aidsource (imagen de entrada)


Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.