MedicinABC

22 feb. 2013

5 cosas que debes saber sobre el chocolate y la longevidad

Sin duda, el chocolate es uno de los alimentos más populares en un gran número de paises. Recientemente han surgido algunos estudios que aparentemente demuestran que este dulce pueda traer beneficios para la salud y, en concreto para un sistema cardiovascular sano. Aquí puedes leer de qué se trata al hablar sobre el chocolate y la longevidad. 


Durante siglos, el cacao y el chocolate se utilizaban como medicina.
Los Mayas, Olmecas y Aztecas fueron los primeros en cultivar la planta Theobroma cacao cuyas semillas sirvían como moneda y fueron añadidas a ofrendas para deidades. También se preparaba una bebida utilizando las semillas molidas. 

Frutos de Theobroma cacao en el árbol.
A partir de España y Portugal, el chocolate comenzó su marcha triunfal en Europa entre los años 1500 y 1600. En 1657, la primera "chocolatería" abrió sus puertas en Londres, pero el precio de esta mercancía importada la hizo una bebida exclusiva para la gente adinerada. El chocolate sólido se introdujo en los años 1670.
Al mismo tiempo, los Europeos empezaron a utilizar las semillas molidas como medicina. En gran parte aprendieron de lo que se sabía sobre como los Aztecas solían aplicar el chocolate para aliviar varios problemas de la salud. De esa manera, los médicos europeos lo usaban para tratar males como fiebre, cansancio, angina y gota. Además se añadía a otras medicinas para hacerlas más sabrosas. Mezcladas con otras sustancias "medicinales" como la canela, vainilla, anís o pimienta de cayena, el chocolate fue prescribido para curar enfermedades renales, cardiacas, del tracto urinario e incluso la tuberculosis. Se puede resumir que las tres características del chocolate que los médicos aprovecharon eran la estimulación del sistema nervioso en pacientes agotados, animación del sistema digestivo y de la función renal y promoción de aumento de peso.

La investigación científica lleva más de 10 años examinando intensivamente la relación entre el chocolate y la salud.

Publicidad
La sospecha concreta de que el chocolate podría tener efectos positivos para la salud y, en especial para el sistema cardiovascular surgió en los primeros años de 1990. En este tiempo, un grupo de investigadores dirigido por Norman Hollenberg de la Universidad de Harvard, investigaban un tribu de indios llamados "Kuna" que viven en las islas del archipiélago de San Blas de Panamá. Descubrieron que los Kuna tenían una presión arterial relativamente baja incluso en edad avanzada, aunque suelen comer más sal que la gente en los paises occidentales. Claro que examinaron ansiosamente cómo puede ser eso, ya que la presión arterial alta es uno de los factores de riesgo mayores para las enfermedades cardiovasculares y ACV que matan a mucha gente en los paises desarrollados. Y de hecho, los científicos observaron una incidencia baja de enfermedades cardiovasculares y cáncer entre estos indios.

Tras excluir la responsabilidad de factores genéticos (observando que los indios que vivían en las ciudades tenían niveles de presión arterial iguales a los de otras personas), el equipo empezó a analizar los hábitos de vida de los indios en el archipiélago. Finalmente encontraron que los Kuna suelen tomar grandes cantidades de una bebida de chocolate casera. Esta bebida de la que toman hasta 5 tazas diarias se prepara con chocolate muy poco procesado. Después de este descubrimiento el chocolate ha sido el sujeto de muchas investigaciones. 


El cacao contiene varias sustancias beneficiosas, en especial los flavonoides.
Lo que se considera el principio activo del chocolate en cuanto al sistema cardiovascular es un grupo de sustancias naturalmente presente en las plantas terrestres, los flavonoides. Son polifenoles que se encuentran mayormente en las plantas y frutas de color oscuro. El cacao  es rico en estas sustancias; le dan su sabor amargo y su color. 
La estructura molecular de la flavona,
uno de los flavonoides presentes en el cacao.
Los flavonoides reducen la presión arterial, efecto que por parte es causado por la estimulación de la producción de monóxido de nitrógeno que relaja los vasos sanguíneos. Otro beneficio que todavía está siendo investigado es la reducción del LDL-Colesterol en la circulación sanguínea.
Su función como antioxidantes les dan un rol importante en la prevención de la arteriosclerosis, del cáncer y del envejecimiento en general. Aunque existen estudios que indican que el chocolate tenga estos (y otros) efectos beneficiosos, se precisa mása trabajo para concretar y afirmarlos.


Los diferentes tipos de chocolate varian en su contenido en flavonoides.
Después de pelar, tostar y moler las semillas del cacao, se obtiene un líquido llamado licor de cacao que se compone de manteca de cacao y sólidos, llamados pasta de cacao. Estos dos componentes se pueden separar para el futuro procesamiento. Los flavonoides se encuentran en las partículas sólidas de cacao. 
Los diferentes tipos de chocolate se componen básicamente de:
- Azúcar, manteca de cacao y sólidos de cacao (generalmente >50%) para el chocolate negro.
- Azúcar, manteca de cacao (>20%) y leche (en polvo o condensada) para el chocolate blanco.
- Azúcar, manteca de cacao, sólidos de cacao (generalmente menos del 40%) y leche (en polvo o condensada) para el chocolate con leche.

Resulta que, en cuanto a la composición de los chocolates, sin duda el más saludable es el chocolate negro o amargo.

La amargura del chocolate es un aspecto muy importante ya que los flavonoides no sólo le dan el color oscuro al cacao sino también este sabor amargo. Por eso, muchos productores de chocolate y cacao realizan una alcalinización de los granos o habas del cacao para suavizar el sabor y hacerlo más soluble en líquidos como agua o leche. Con este procedimiento se pierde una gran parte de la solubridad del cacao.


¿Cuánto chocolate hay que comer para vivir más?
Para ahora es claro que el consumo de chocolate puede tener efectos muy positivos para el corazón, los vasos sanguíneos y por ello para los otros órganos que sufren en presencia de una presión arterial alta. Si te gusta el chocolate y quieres elaborar una estrategía para aprovecharte de estos hallazgos más recientes, necesitas tener en cuenta dos cosas:

(1) Para garantizar el mayor contenido en flavonoides, toma los chocolates que tienen un contenido en cacao mayor. Si es posible, asegúrate de que el cacao no haya sido alcalinizado durante la elaboración.

(2) Recuerda que el chocolate contiene grandes cantidades de azúcar y grasa así que, comiendo demasiado, aumentarás de peso. De esa manera desharás los efectos positivos del consumo de chocolate ya que la obesidad es uno de los factores de riesgo mayores para las enfermedades cardiovasculares.

De todas las maneras, ya no necesitas tener mala conciencia si te tomas unos cuantos trocitos de chocolate diarios en el nombre de la longevidad. Sólo que sea chocolate negro.


Fuentes y enlaces externos:
- Davide Grassi et al. "Blood Pressure Is Reduced and Insulin Sensitivity Increased in Glucose-Intolerant, Hypertensive Subjects after 15 Days of Consuming High-Polyphenol Dark Chocolate." The Journal of Nutrition, 2008
- Louis E. Grivetti: "Chocolate: History, Culture, and Heritage." Wiley, 2009
Todo sobre el chocolate
News in Health

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.