MedicinABC

17 dic. 2012

La orina puede ser fuente de células madre

Progenitores de células neurales creadas por los
 científicos chinos. Imagen: L. Wang, G. Pan y D. Pei
Un equipo científico chino logró la creación de células madre neurales a partir de un tipo de células recogidas en la orina humana. Hasta la fecha existen varias fuentes de células madre como la médula ósea, la sangre, y embriones. Incluso se logró crear células madre pluripotentes inducidas (CMPI) de células de la piel. Pero extraer células de la orina que se pueden convertir en células madre, tiene muchas ventajas ya que la recogida de orina es un proceso fácil, rápido y no invasivo.


El método que se emplea usualmente para reprogramar células humanas adultas es de utilizar un retrovirus como vector. Este virus es diseñado genéticamente y contiene el ADN que se quiere insertar en el genoma de la célula para convertirla en una célula madre. Estas células reprogramadas se llaman células madre pluripotentes inducidas (CMPI). La desventaja del método es que provoca la inestabilidad del genoma de la "nueva" célula que a su vez posibilita la formación de tumores en el tejido creado. Eso cuestiona su uso como transplante en el hombre.

En 2011, el mismo equipo del Instituo de Biomedicina y Salud en Guangzhou, China ya había anunciado la creación de células madre pluripotentes a partir de células epiteliales renales encontrados en la orina utilizando un vector viral para la transferencia del material genético. Esta vez optaron por una ruta más segura, como afirman los científicos: Un método nuevo consiste en emplear unas moléculas cortas de ADN llamadas plásmidos para insertar la información genética deseada en la célula. De esa manera se puede añadir los genes necesarios para la reprogramación, evitando el cambio irreversible del ADN celular. El mismo método usan las bacterias para intercambiar secuencias de su información genética.

En el ensayo reciente, el equipo investigador utilizó células epiteliales renales extraídas de la orina de tres donantes de 10, 25 y 37 años de edad y las reprogramaron. Las células que generaron tenían la capacidad de auto-renovación y de diferenciarse en cualquier subtipo de células neurales funcionales y neuroglías in vitro. Dependiendo del estímulo, las células pluripotentes se convirtieron en astrocitos, neuronas u oligodentrocitos. Además, el tejido neural creció más rápido que con técnicas convencionales.

Izquierda: Células epiteliales renales obtenidas de la orina de los donantes. Medio: Después de 12 días en cultura se forma tejido neural tridimensional. Derecha: Las CMPI en suspensión; tinción: nestin, un marcador de células madre neurales.

Este método implica la gran ventaja de poder crear tejido nervioso para un paciente que lo necesite a partir de sus propias células, ya que se puede obtener fácilmente orina de cualquier persona, incluso de niños. Eso disminuye drásticamente el riesgo de rechazo inmunológico del transplante, un riesgo que se da siempre en la transplantación de tejido crecido por células madre no-propias.

Lo que hace falta ahora es estudiar cómo el tejido generado por las CMPI se comporta a largo plazo, es decir si se desarrolla normalmente. Sin embargo, los primeros experimentos demostraron un desarrollo normal de las células transplantadas al cerebro de ratones después de un mes, sin división celular anormal o formación de tumores.


Referencias:
Generation of integration-free neural progenitor cells from cells in human urine. Nature, 09/12/2012 Scientists at UCLA reprogram human skin cells into embryonic stem cells. Nota de prensa de la Universidad de California, L.A., 11/02/2008

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.