MedicinABC

12 dic. 2012

Leucemias: Nueva terapía con linfocitos diseñados genéticamente tiene resultados excelentes

Nueve de los doce pacientes con leucemia que recibieron infusiones de sus propios linfocitos que habían sido diseñados genéticamente, respondieron a la terapía. Los linfocitos habían sido programados para atacar las células cancerosas. Ahora dos años después de que recibieron la terapía, dos de los tres primeros pacientes están todavía en remisión completa. Esta es la primera vez que se ha podido comprobar la eficacia de la transferencia de genes para transformar el sistema inmune en un arma poderosa contra el cáncer. 



Frotis sanguíneo de un
paciente con LLA.

El proyecto fue liderado por la Escuela Médica Perelman de la Universidad de Pensilvania. Incluyó 12 personas sufriendo cáncer en estadio avanzado, de los cuales eran 10 adultos con leucemia linfocítica crónica (LLC) y dos niños con leucemia linfocítica aguda (LLA). 
Hasta la fecha, esas enfermedades tienen el estigma de ser difícilmente curable. De hecho, en estadio avanzado los pacientes con leucemias tienen una posibilidad de sanar sólo mediante un transplante de médula ósea. Este procedimiento requiere una estancia en el hospital muy larga y tiene un riesgo de mortalidad del 20%. En las personas cuya leucemia no respondió al tratamiento anterior, aún el transplante lleva sólo posibilidades limitadas de curación.


Un nuevo camino prometedor


Para el tratamiento novedoso cuyos resultados se presentaron en la Conferencia Anual de la Sociedad Americana de Hematología, se extrayeron los linfocitos T de los pacientes mediante la aféresis, un método que se utiliza también en la donación de sangre. Luego, esos linfocitos se reprogramaron utilizando unos virus derivados del VIH como vector del material genético deseado. Los virus llevan el código genético de un receptor que es capaz de reconocer CD19, una proteína que se encuentra (casi) solamente en la membrana celular de los linfocitos B y sus precursores en la médula ósea. Efectivamente el virus codífica una variante del receptor quimérico de las células T (TCR) que produce la activación del linfocito al ligar CD19 así que induce la apoptosis de la célula portadora de esa proteína.

Después, los linfocitos T geneticamente diseñados se infundieron otra vez a los pacientes. Estas células, al producir su nuevo receptor empezaron a concentrarse en la destrucción de todas las células que llevan CD19 en su superficie, incluyendo las células tumorales de la LLA y LLC, además de los linfocitos B normales. La especificidad de las células T diseñadas previene muchos de los efectos sistémicos no deseados que se producen el las quimioterapías convencionales. No obstante, la destrucción de las células B conlleva el riesgo de infecciones por lo que se suministraron globulinas gamma como medida preventiva.

La activación de sus receptores estímula los linfocitos T de reproducirse así que con el tiempo forman un "ejército" especializado en la detección y destrucción de células leucémicas. En los pacientes, la actividad inmensa del sistema inmune causó el síndrome de liberación de citoquinas con fiebre, náusea e hipotensión que los médicos trataron con un anticuerpo anti-citoquinas (concretamente, un anticuerpo contra el receptor de IL-6) llamado Tocilizumab.

La terapía novedosa podría ser capaz de cambiar el estigma de las leucemias. Nuevas terapías en el contexto del cáncer hacen mucha falta y aquí tenemos una de las primeras evidencias de que el principio de las inmunoterapías diseñadas puede funcionar. Actualmente, la universidad pionera está colaborando con una empresa farmacéutica (Novartis) para seguir investigando y posteriormente comercializar las inmunoterapías que utilizan el receptor quimérico de las células T.


Fuente:
Lee aquí el comunicado de prensa de la Escuela Médica Perelman de la Universidad de Pensilvania (en inglés).

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.