MedicinABC

5 nov. 2012

Parásitos intestinales: los cestodos


Taenia solium
Ejemplar adulto de Taenia solium 
Los cestodos o céstodos son unos gusanos que forman parte del filo platelmintos. Engloban alrededor de 3500 especies que son todas parásitas. Los cestodos adultos viven en el intestino de los vertebratos pero para cumplir su ciclo vital necesitan dos huéspedes distintos.. 
Unas de las especies más conocidas son Taenia saginata y solium ya que tienen el hombre como huésped definitivo. Otra especie, Echinococcus cuyos huéspedes definitivos son los caninos es muy conocido por causar una zoonosis grave en los hombres.



Características


EscólexLos cestodos se componen de unos segmentos llamados proglótidas. Su "cabeza" o escólex dispone de órganos de fijación (ventosas y/o ganchos) con los que el parásito se fija en la pared del tracto digestivo de su huésped y que se observan en la imagen a la derecha. En el escólex se empalma el cuello que es la zona proliferativa del gusano. Los segmentos más antiguos o maduros del animal forman el estróbilo, cuyas proglótidas terminales se desprenden continuamente. 



Publicidad
CestodoEl cuerpo de los cestodos es plano y puede medir entre unos milímetros (Echinococcus) y varios metros (Taenia). No dispone de sistema circulatorio ni de tubo digestivo, ya que se alimenta absorbiendo los nutrientes directamente del contenido intestinal de su huésped. Para este fin está cubierto por microvilli que aumentan su superficie de absorción. Su capa exterior de células fusionadas sirve para la "ingestión" de nutrientes y protege el parásito de ser digerido por su huésped.  


Reproducción y ciclo vital


En esta imagen vemos el ciclo de vida de Taenia:

Ciclo de vida taenia

Una persona se infecta a través de la ingestión de quistes que pueden estar presentes en los tejidos (por ejemplo, los músculos) de cerdo o vaca. En el intestino los gusanos que están en los quistes eclosionan y crecen hasta llegar a ser adultos. Se adhieren en la mucosa intestinal mediante las ventosas y ganchos que tienen en el escólex. Así, parasitando en el intestino de su huésped pueden vivir varios años (en el caso de Taenia spp., hasta 25 años).

Proglótida grávida de Taenia
Proglótida grávida de Taenia
Desde la infección hasta la producción de proglótidas que se excretan juntamente con los heces pasa un tiempo de 8 a 12 semanas. Las proglótidas en sí parecen como unos seres independientes hermafroditas. Cada uno de estos segmentos tiene órganos sexuales masculinos y femininos así que una sóla proglótida puede autofecundarse. Una vez fecundada forma huevos que generalmente se acumulan en la proglótida grávida. Este finalmente se desprende y es expulsado con los heces del huésped. 

Cuando un huésped intermediario adecuado (en este caso, ganado como el cerdo) ingesta los huevos, las larvas eclosionan de los huevos y atraviesan la pared intestinal del animal. A través de la sangre se esparcen por todo el cuerpo del huésped formando quistes en los tejidos. Para cumplir su ciclo vital, el parásito precisa que el huésped intermediario muera y sea consumido por el huésped definitivo.


Síntomas y complicaciones de la infección



Generalmente, una infección por Taenia spp. en los hombres produce muy pocos síntomas. Posiblemente se notará pérdida de peso, malestar en la tripa, ataques de hambre, diarrea, estreñimiento y picazón perianal. Debido a que los proglotides sueltos son capaces de moverse de manera autónoma, a veces pueden producir una apendicitis, pancreatitis o colecistitis por entrar en estos órganos.

En el caso de que una persona ingeste los huevos de Echinococcus granulosus puede desarrollar una enfermedad grave llamada hidatidosis o equinococosis. Para ese parásito, el hombre es un huésped intermediario "equivocado" sirve como huésped intermediario. En el desarrollo de la enfermedad las larvas se esparcen por el cuerpo y lentamente forman quistes en los tejidos y órganos. Los quistes perjudican los órganos (hígado, cerebro, pulmón) y ponen en peligro la vida del paciente. 
Además, las larvas que viajan por el torrente sanguíneo pueden obstruir los vasos y causar embolismos. Otros síntomas de la hidatidosis pueden incluir íleo, tos, hemoptis, ictericia y raramente shock anafiláctico, pero siempre dependen de los órganos infestados. 
La mortalidad de esta enfermedad es alta ya que se desarrolla durante un tiempo muy largo (10-20 años). Muchas veces, cuando se diagnostica los daños causados por los quistes ya son tan graves que conducen a la muerte del paciente. 

Factores de riesgo y prevención


Muestra de carne de cerdo
Muestra de carne de cerdo con quistes
El factor de riesgo principal es la ingesta de carne cruda o poco hecha. Los quistes se eliminan cuando se cuece la carne o cuando se congela a -24ºC. 
También una higiene insuficiente, la distribución no controlada de materias fecales humanas así como la fertilización agrícola mediante estiércol  favorecen la propagación de estos parásitos. 
Para prevenir la equinococosis se recomienda controlar siempre el estado de los alimentos y lavar y/o hervir las frutas y verduras frescas. Las mascotas (especialmente los perros) en las zonas rurales necesitan un tratamiento antiparásito frecuente para evitar la zoonosis.

Diagnosis


Muy frecuentemente, la infección por cestodes es diagnosticada porque el paciente nota las proglótidas en sus heces. Se compruebe mediante la presencia de huevos en las heces, anticuerpos contra el parásito en la sangre, ecografía o tomografía computarizada. 
La morfología de los huevos observándolos en el microscopio ayuda a identificar la especie. Los siguientes imágenes muestran los huevos de los especies Hymenolepsis (izquierda), Diphyllobothrium (medio) y Taenia (derecha).


Huevos Taenia

Tratamiento


En el caso de una infección por Taenia basta con la suministración de una sóla dosis del medicamento antiparásito praziquantel para quitar el gusano. 
Las opciones terapéuticos para la equinococosis son escasos y se centran muchas veces en la eliminación quirúrgica de los quistes. Cuando son inoperables o demasiado numerosos se realizan dos a cuatro ciclos de quimioterapía con albendazol, que actualmente es el medicamento más eficaz en los hombres.



Fuentes:
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.