MedicinABC

22 nov. 2012

Anatomía del tracto gastrointestinal: Esófago

Esofago
El tracto gastrointestinal (TGI) es un conjunto de órganos que se ocupan de la ingestión, digestión, absorción y excreción de los alimentos. El TGI superior se compone de la boca, la faringe, el esófago y el estómago. Detrás de este se encuentra el TGI inferior formado por el intestino delgado (duodeno, yeyuno, ileon), el intestino grueso (ciego, apéndice, colon, recto) y el ano. 
La palabra "esófago" se deriva del griego "oisophagos" que significa "entrada de la comida".


Localización


Publicidad

EsófagoEl esófago es un tubo muscular que une la faringe con el estómago y mide aproximadamente 30 cm (entre 10 y 50 cm, dependiendo de la altura del individuo). Su localización se ve en la imagen: Se extendiende de la 6ª vértebra cervical hasta la 11ª vértebra torácica. Discurre por el cuello y el mediastino posterior antes de entrar en el abdomen a través de hiato esofágito. Por delante se relaciona con las glándulas tiroides y con la traquea y por detrás con la columna vetebral. 

En el esófago encontramos algunas estrecheces debido a sus estructuras vecinas, las cuales son:

- El cartílago cricoides
- El arco (cayado) aórtico
- El atrio izquierdo del corazón
- El bronquio izquierdo
- El hiato esofágico 

Función


esfínter esofágico superiorDurante la deglución el bolo alimenticio se mueve desde la boca por la faringe hasta el esófago, que dispone de un movimiento muscular peristáltico poderoso que transporta la comida al estómago. 

El esófago dispone de dos válvulas o esfínteres: El esfínter esofágico superior (EES), situado en el esófago inmediatamente debajo de la faringe, y el esfínter esofágico inferior (EEI) que divide el esófago del estómago.

EES: Lo forma el músculo cricofaríngeo que está conectado con el cartílago cricoides, el más inferior de los cartílagos de la laringe. Este músculo es estriado (voluntario) y con el iniciamos la deglución. Cuando el alimento llega al hipofaringe, estimula unos receptores mecánicos que activan un reflejo específico, produciendo la relajación del esfinter y la generación de unas ondas peristálticas a lo largo del esófago. Estas transportan el bolo hacia el estómago.

EEI: No es un esfínter visible pero sí es una región al final del esófago con una presión elevada (especialmente en reposo). Impide que el contenido del estómago regrese al esófago (un proceso llamado reflujo gastroesofágico) independiente de la posición de la persona. Cuando el bolo alimenticio, forzado por las contracciones peristalticas, llegue al fin del esófago el esfínter inferior se relaja para dejar pasar la comida. Después recupera su tono. 


Vascularización

La irrigación del esófago se divide en tres partes:
(1) Cuello. Arteria tiroidea inferior (rama de la A. subclavia); las arterias esofágicas superiores.
(2) Tórax. Las arterias bronquiales, las arterias intercostales y las arterias esofágicas medias (estas últimas proceden directamente de la aorta).
(3) Abdomen. Las arterias esofágicas inferiores que proceden de la A. diafragmática inferior; A. gástrica izquierda.

Inervación

La inervación intrínseca se realiza mediante el plexus mientérico (de Auerbach) y el plexus submucoso (de Meissner). 
La inervación parasimpática procede principalmente del nervio vago (X par craneal), el que recoge también las señales sensibles del esófago. La inervación simpática se produce por el plexo nervioso de nervios autónomos.

Anatomía microscópica

Las capas del esófago vemos en esta imagen histológica de un corte transversal:

Histología esófago


En detalle:

La capa interior del esófago la forma la mucosa. Consiste de un epitelio plano pluriestratificado (es decir, con varias capas de células planas) no queratinizado, su lámina propia y la muscularis mucosae (no confundir con la pared muscular del esófago). La lamina propia del esófago es rica en células linfoides.

Mucosa

La mucosa es seguida por la submucosa, en la que encontramos las glándulas tubulares mucosas, vasos sanguíneos y el plexus de Meissner.

En las imagenes siguientes podemos distinguir las capas musculares circular y longitudinal que son responsables de la producción de las ondas peristálticas a lo largo del esófago.

Capa muscular circular

capa musculas longitudinal

La capa más externa finalmente la forma el tejido conjuntivo subseroso, llamado adventicia que envuelve la pared muscular del esófago.



Fuentes:

Universidad Basel 
Universidad Nacional Autónoma de México

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.