MedicinABC

19 oct. 2012

La sangre joven puede deshacer efectos del envejecimiento

Unos experimentos recientes mostraron que es posible rejuvenecer el cerebro de ratones viejos inyectándolos sangre de ratones jóvenes. Se basan en una publicación de la revista Nature del año pasado, en la que el mismo autor dio la sangre de ratones viejos a unos jóvenes demostrando que un cerebro joven, al ser expuesto a la "sangre vieja", empieza a envejecer más rápido. Ahora ha logrado encontrar signos de que este proceso podría funcionar también al revés. ¿Suena extraño? 


Saul Villeda de la Universidad de Stanford, California, y su equipo realizaron los experimentos en ratones, conectando sus sistemas circulatorios. Algunos días después de la transfusión, examinaron los ratones viejos.


Los ratones recuperaron capacidades de animales jóvenes


Encontraron más células madre en el cerebro. La transfusión de sangre incrementó el número de células madre en el cerebro del ratón viejo. 
Algo aún más importante es un incremento del 20% de conexiones entre las células del cerebro. Estas conexiones entre las neuronas son un factor muy importante del envejecimiento. Su disminuición causa la reducción de la capacidad cognitiva y de memoria en la edad avanzada. 

Luego hicieron unos experimentos parecidos, inyectándolos a ratónes viejos (18 meses) sólo el plasma sanguíneo de unos ratónes de 2 meses de edad. Después de un periodo de inyecciones repetitivas testaron la capacidad cognitiva de los viejos. Curiosamente, los ratónes de 18 meses eran capaz de aprender y recordar como uno jóven de 4 meses de edad.


Un resultado asombroso con gran futuro


Villeda opina que muy probablemente en los viejos, la sangre de los individuos jóvenes aumenta la concentración de unas sustancias químicas cruciales que suelen disminuir en la sangre durante el proceso de envejecimiento. Aunque todavía no se sabe qué factores son en concreto, se imagina que en el futuro podría haber unas terapías basadas en estos factores sanguíneos para prevenir los efectos degenerativos del envejecimiento.

Aunque parece que con este hallazgo un mito de "eterna juventud" podría volverse realidad, no hay que sobrestimar el efecto que la sangre jóven puede tener en un individuo adulto. Por ejemplo, todavía se desconoce el impacto de transfusiones de ese tipo en el estado general de salud. Además, los experimentos no se realizaron en hombres sino en ratónes. Pero si podemos identificar los factores en la "sangre joven" que influyen en el proceso del envejecimiento, tendremos grandes posibilidades para la búsqueda y el desarrollo de nuevas terapías efectivas en las personas mayores.


Los resultados se presentaron el 17 de Octubre en una conferencia de la Sociedad de la Neurociencia en Nueva Orleáns y todavía no se publicaron oficialmente en una revista científica.

Fuente: 
The Guardian


Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.