MedicinABC

15 de oct. de 2012

Nuevos exámenes ultra rápidos detectan resistencia en bacterias

Los dos tests son capaces de identificar las bacterias que se han vueltos resistentes a los antibióticos más usados: Las Cefalosporinas y los Carbapenems. 
Su increíble rapidez (2 horas, comparado a los 24 a 72 horas que tarda un antibiograma con los métodos actuales) ayudará a prevenir el uso inapropiado de estos antibióticos y también brotes de infecciones por gérmenes resistentes en los hospitales. Además permitirá que el paciente con más seguridad reciba un tratamiento eficaz. 


Resistencia: Un problema creciente


Antes, se solía reservar algunos antibiótico (las cefalosporinas, por ejemplo) para las infecciones más graves o difíciles. Pero ya hay casos en los que estos medicamentos de reserva no producen ningún efecto así que no queda tratamiento efectivo para estos pacientes. Aunque se trate de una simple infección del tracto urinario, la resistencia del gérmen causante pone en peligro la vida del paciente. Se estima que unos 25'000 muertes en Europa de deben a una resistencia múltiple a los antibióticos. Además, el desarrollo de resistencias en las bacterias afecta a todos los áreas dentro del ámbito médico que precisan de antibióticos eficaces (transplantaciones, otras cirugías grandes etc.).


¿Cuál es el secreto de estos exámenes inovativos?


Los dos tests llamados "Corba NP" y "ESBL NDP", no precisan de una elaboración previa de culturas bacterianas puras, y eso produce un ahorro enorme de tiempo.

Para entender el principio del test tenemos que saber en qué consiste la resistencia de las bacterias. Pueden disponer de unas enzimas que inactivan los antibióticos. En el caso de las cefalosporinas es la beta-lactamasa y para los carbapenems la carbapenemasa.

Para realizar el test, se utilizan simplemente gérmenes obtenidos directamente a partir de la orina o los heces. En el caso de que tienen alguna de las dos enzimas el test cambia de color. Se aprovecha que el medio se vuelve ácido en el caso de que las enzimas estén presentes y inactiven el antibiótico. A consecuencia, un indicador del pH cambia el color del test de rojo a amarillo.



Los tests han sido desarrollados por el Instituto Nacional de la Salud y Investigación Médica de Francia (Inserm, por sus siglas en francés) y proporcionarán una herramienta de uso rápido, barato (no más de 4 o 5 Euros) y simple pero muy eficaz y sensitiva.


Fuente:

Inserm, Francia

Author image

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.

Exponsor publicity