MedicinABC

27 oct. 2012

Los péptidos que son demasiado peligrosos para existir

¿Cuáles son las sustancias que son las menos examinadas? Seguramente, las que no existen. Pero, ¿quizas estas sustancias que "no existen" pueden servir para algo? Parece que sí. Aunque se supone que dichas sustancias no se encuentran en los organismos vivos porque son demasiado peligrosas, ahora un investigador forense de la Universidad Boise de Idaho, EE.UU. comprobó que dos de estos péptidos matan las células de cáncer de mama y de prostata. Y no sólo eso, sino que su efecto en las células cancerosas aumenta con el tiempo y las células sanas se vuelven inmunes contra ellos. 

Nulómeros, los péptidos que no existen...



Publicidad
La clave para conocer lo que no existe naturalmente es el ADN. 

Se compone de nucleótidos que a su vez están formados por un azúcar, una base nitrogenada y un grupo fosfato cada uno. Las secuencias de bases nitrogenadas codífica una gran cantidad de péptidos y proteínas. Los genes son secuencias de un número determinado de nucleótidos. Cuando se lee un gen que codífica una proteína determinada, esa información se traduce en ARN para que pueda salir del núcleo. En las ribosomas finalmente la seceuncia de los pares de bases del ARN se traduce en una secuencia de aminoácidos y así se forma el péptido o la proteína.


Claro que los distintos organismos no producen las mismas proteínas sino según lo codífica su genoma. Pero si examinamos todos los genomas conocidos encontramos que hay algunas secuencias que no existen en el ADN, es decir, algunos péptidos que ningun ser vivo produce. A estos se llamó nulómeros (o nullomers, en inglés).


...útiles para curar lo que existe



Con la esperanza de que los nulómeros puedan servir para matar a patógenos o células cancerosas, el equipo de Greg Hampikian buscó entre las 3200000 combinaciones posibles de péptidos de 5 aminoácidos las que no existen en los genomas conocidos. Identificó 198 y se puso a sintetizarlos. Entre ellos, dos probaron de tener un efecto particular en dos tipos muy comunes de cáncer: el de mama y de prostata.

Aún más: Después de dos días de tratamiento de las células, la cantidad necesaria de matar la mitad del cáncer disminuyó y las células sanas sanguíneas y de piel se volvieron resistentes al efecto tóxico de los péptidos. Se mostró que 9R y 9S1 (así los llamaron) eran capaces de interrumpir la producción de ATP en las mitocondrias y de esa manera matar las células. 

Ahora están realizando más investigaciones para identificar los efectos que los dos nulómeros tienen en las células cancerosas, ya que en su metabolismo y reproducción estas se distinguen fundamentalmente de las células sanas. Una vez que se sabe lo suficiente sobre su mecanismo de acción, se podría seguir en el desarrollo de medicamentos a base de los nulómeros para ver cómo se comportan en en organismo vivo y cómo son metabolizados.



Fuente:

Revista Peptides DOI: 10.1016/j.peptides.2012.09.015

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.