MedicinABC

13 sept. 2012

El Hantavirus: Todo lo que necesitas saber sobre el brote en el parque nacional de Yosemite

Hantavirus
Hantavirus (microscopio electrónico). 
La semana pasada murió la tercera víctima a causa del síndrome pulmonar por hantavirus y ahora están surgiendo preguntas más urgentes sobre la enfermedad transmitida por roedores. Hasta ahora, ocho visitantes del parque nacional de Yosemite, California, EE.UU. han sido diagnosticados con la infección; los otros cinco están recuperándose. Aunque es una enfermedad muy rara, por su índice de mortalidad nadie la tiene en poco.


Desde el año 1993 se identificaron 602 casos en los Estados Unidos, de los cuales 216 resultaron mortales. Con otras palabras, el 36% de las personas infectadas murió. El año pasado fue aún el 50%. Por el índice de mortalidad tan alto la Organización Mundial de Salud (OMS) ha emitido una alerta frente a las infecciónes recientes y el Servicio del Parque Nacional (NPS) está alertando a más de 22'000 personas que visitaron el parque.


Una enfermedad transmitida por ratones


Radiografía del tórax
Síndrome pulmonar por hantavirus. Radiografía del tórax.
Se observa un edema pulmonar. 
Los síntomas de una infección por hantavirus se parecen a los de una gripe e incluyen escalofríos, fiebre y dolor muscular. Después de eso la persona experiencia una dificultad respiratoria, tos seco, dolor de cabeza, náusea y vómito. La enfermedad progresa con mucha rapidez. Aunque no existe una terapia eficaz contra el virus causante, los pacientes se hospitalizan para proveerlos con oxígeno y, en los casos graves, con un respirador.

La diagnosis temprana del síndrome pulmonar por hantavirus puede mejorar significadamente el resultado médico. Por eso se recomienda a los visitantes del parque Yosemite que se acerquen de manera inmediata a su médico si notan unas síntomas gripales.

El virus fue descubierto en 1993 cuando un hombre navajo joven y su novia murieron por causa de una enfermedad pulmonar inexplicable. Se identificaron otras cinco personas sanas de la misma región en el suroeste del país que fallecieron después de sufrir un fallo respiratorio agudo. 
Pocos meses después aislaron el virus. Luego se ha podido demostrar en unas muestras tisulares conservadas; la más antigua se obtuvó en 1959.


ratón
Ratón ciervo (Peromyscus maniculatus)
El virus se encuentra el la orina y los heces y también en la saliva de roedores como ratas y ratones. El ratón ciervo es el huésped principal. Una persona se puede infectar si entra en contacto con dichos excrementos, por ejemplo si inhala polvo contaminado o gotitas de orina flotando en el aire. No se transmite de una persona a la otra.


¿Por qué de repente se infectaron tantas personas en el parque de Yosemite?


Generalmente, el virus prevalece en un clima caluroso como él de los estados en el suroeste de los EE.UU. Los investigadores creen que el brote de 1993 que llevó al descubrimiento del virus se fundaba en una población muy alta de ratones ciervo. Las fuertes nevadas y lluvias causaron que la población de estos roedores era 10 veces más alta en 1993 que en 1992.

Recientemente, Yosemite experimentó un tiempo parecido al que originó dicha "explosión" de la población de ratones en 1993. Las autoridades pueden estimar las cantidades existentes de estos animales, pero los números pueden variar mucho de un mes al otro. Se puede saber cuántos ratones había al final del mes agosto pero se desconoce cómo era la situación en junio, cuando se infectó la mayoría de las personas.

El Servicio del Parque y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, también tienen en cuenta otra hipótesis. Se piensa que la mayoría de las personas entraron en contacto con el virus en Curry Village, un sitio muy popular en el parque. Allí los ratónes pueden multiplicarse con mucha facilidad porque existen unas condiciones idóneas para ellos: Carece de depredadores (los zorros se alejan por la presencia de los humanos), presenta una abundante fuente de alimentos (los ratones entran en la basura) y las paredes de las cabañas proporcionan un hábitat cómodo para los roedores.


Los acontecimientos en el parque de Yosemite son un ejemplo por cómo el impacto humano en el medio ambiente puede influir dramáticamente las poblaciones de vida silvestre y el riesgo de enfermedades. Necesitamos considerar no sólo la salud de las personas sino también la salud ambiental y animal porque la biodiversidad es un factor importante en la protección de la salud humana.


Fuentes:
Discovery News
Centers for Disease Control and Prevention

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.