MedicinABC

7 ago. 2012

La genética salva a los niños de la calle

Foto: DNA-Prokids
"Cuando puedes enfrentar a una madre y decirla, 'OK, hemos encontrado a su hijo', para mí, eso es grande."
Ya hace más de 10 años que Doctor José A. Lorente, un especialista en la genética forense pensó por primera vez en la situación de los ninos de la calle.

Su taxi estaba cruzando los barrios turbulentos de Lima. Estaba visitando a Perú para colaborar con la policía en la identificación de los cuerpos de unos terroristas. Preguntándoles a los oficiales de la policía qué estaban haciendo para ayudar a los niños, escuchó que no podían hacer mucho. Era imposible identificarlos para poder reunirlos con sus familias y, traídos a los asilos de huérfanos, generalmente se escaparon.

Lorente no se quedaba satisfecho con la respuesta. "Sabía que había un camino. Sabía que el ADN podría hacerlo."

Bases de datos que almacenan el ADN de los padres


La idea es simple. Se imagina una red de bases nacionales de datos archiva el ADN de los padres que han perdido uno de sus hijos. De esa manera las familias podrián ser reunidos otra vez, ya sea que se encuentre al niño años después. Estas bases de datos también jugarían un papel decisivo en la prevención de da adopción de niños robados y el desmantelamiento de las redes del tráfico humano.

"Todo eso es realizable" opina Dr. Lorente. Desde 2004 cuando estableció la fundación "DNA-Prokids", esta ha proporcionado de manera gratuita miles de pruebas de ADN y sistemas para recoger las muestras a los países que estaban dispuestos. Hasta ahora, mediante estas pruebas se logró reunir a alrededor de 550 niños con sus familias, mayormente en Perú y Guatemala. Además ayudaron a impedir más de 200 adopciones ilegales.

Especialista en genética forense


Lorente cree que las pruebas de ADN deberían envolverse siempre en los procesos de adopción para asegurar que los padres que están dejando su hijo a otra persona son los verdaderos padres. Añade que el 80% de los niños de la calle en todo el mundo tienen sus familias que los están echando de menos.

Residente en España, el Dr. Lorente tiene dos laboratorios en la Universidad de Granada. Uno de ellos está dedicado a la genética forense mientras que en el otro se isolan y analizan células tumorales. Viajando mucho, utiliza cada oportunidad para publicar su proyecto.

Una experiencia inolvidable: Brenda y Ángela


Hace poco, por primera vez tuvo la oportunidad de encontrar a una de las familias que fueron reunidas mediante la ayuda de DNA-Prokids:

Brenda Corado, una mujer residente en Guatemala, estaba caminado por la calle con su hija Ángela de 21 días cuando dos hombres salieron de un coche. Pegando la madre, le quitaron la niña de sus brazos. No se sabe exactamente que los hombres querían hacer con la bebé pero el Dr. Lorente cree que intentaban a ganar dinero mediante una adopción ilegal.

Dos meses después se halló una niña abandonada enfrente de una emisora cristiana de televisión en Guatemala. La policia que empleó un análisis de ADN la identificó como Ángela.

Poder ver la felizidad de esta madre que tenía a su hija otra vez, para Lorente era un sentimiento difícil de expresar. Confesa: "No estás ganando dinero pero sí te sientes orgulloso".


Fuente:
Artículo detallado sobre la obra de Doctor José A. Lorente en The New York Times (inglés)


Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.