MedicinABC

1 ago. 2012

Ébola en Uganda: ¿Por qué no la podemos curar? ¿Dónde se esconde?

1976: Unas enfermeras cuidando  una paciente de
Ébola que murió sólo pocos días después. (Wikipedia)
Un brote de la enfermedad en Uganda destaca el desconocimiento que existe sobre esta fiebre altamente contagiosa. 

Aunque sólo se confirmó el viernes pasado, los primeros casos aparecieron aproximadamente hace 3 semanas en el distrito Kibaale en el oeste del país. El brote empezó bastante escondido porque los pacientes carecieron de los síntomas típicas como hemorragias. Además padecían otras enfermedades como la malaria que dificultó el diagnóstico, comentan los funcionarios ugandeses.

Entre los 14 muertos se encuentran una doctora y su bebé de 4 meses, así como 9 miembros de una sola familia. Las otras personas posiblemente infectados están ingresados en el hospital local, según la Washington Post. Esta no es la primera vez que la Ébola golpea a Uganda: Durante un brote en 2007 murieron 42 personas y una epidemia en 2000 mató a más de 200.

El virus todavía es tan misterioso que no se sabe exactamente cómo se originó, dónde se esconde entre las epidemias y cómo se transmite. Este lunes, el presidente ugandés Yoweri Museveni se dirigió a la población de su país exhortándola de limitar el contacto físico lo más posible. Incluso desaconsejó dar la mano a otra persona.

Aunque se sabe que el virus se transmite a través de los fluidos corporales, "la idea que la Ébola se propague dando la mano (a través del sudor) es un mito" dice Joseph Fair, el vicepresidente de Metabiota, una compañía que se ocupa de la investigavción del virus de la Ébola y de otros patógenos.


Un virus increíblemente letal

La Ébola es una de las enfermedades más contagiosas que se conocen y fue descrita por primera vez en el Congo en 1976. Encima, mata al 90% de los infectados produciendo hemorragias extendidas, mayormente internas por todo el cuerpo.

En el inicio los pacientes presentan unos síntomas más bien benignos: vómitos, ojos rojos, dolor de estómago e hipo. Más tarde, la enfermedad causa unas fugas en los capilares que produce las hemorragias.
"Esencialmente se pierde la conyuntura entre los paredes de las células así que los capilares empiezan a fugar. Por la pérdida de sangre la presión arterial disminuye y la persona muere a consecuencia de un shock hipovolémico... Es una manera extremadamente incómoda de morir" explica Joseph Fair.

 El origen de Ébola - un misterio

Conocer el reservorio natural de un patógeno podría ayudar a los científicos a predecir brotes y desarrollar medidas de protección. Algunos sugerieron la teoría que los murciélagos podrían ser un reservorio del virus, basándose en el hallazgo de un estudio realizado en una especie de murciélagos: Los animales que fueron inyectados con el virus de Ébola no murieron ni mostraron signos de la enfermedad así que podrían propagarla.

Además, la estructura de las proteínas del virus Ébola tiene alguna semejanza con unos retrovirus que se encuentran en aves. De ahí surge la sospecha entre algunos científicos que la enfermedad pueda tener su origen en las aves.
Imagen microscópico electrónico del virus de Ébola. Fuente: Wikipedia


¿Una vacuna contra la Ébola?

Aunque la enfermedad apareció por primera vez hace más o menos 40 años, todavía no existe una vacuna contra la Ébola. No es un sólo virus del que estamos hablando, sino es un grupo que abarca 5 especies  diferentes. Cada especie lleva diferentes proteínas superficiales que nuestro sistema inmune puede atacar.
"Aunque edifiques una inmunidad contra el tipo 1 del virus Ébola, muy probablemente no te podrá proteger frente a los tipos 2, 3, 4 y 5" alega David Sanders que investiga acerca del virus en la Universidad Purdue en Indiana, EE.UU.
Además Sanders toma en cuenta que la propagación de la enfermedad es mayormete limitada al continente africano. "¿Cuántos estadounidenses han muertos de Ébola hasta hoy?" pregunta, y responde: "La respuesta es zero. Tenemos la tendencia de centrarnos en las enfermedades que nos afectan más." 

A pesar de eso, es posible que se desarrollará pronto una vacuna contra Ébola debido al temor de los militares estadounidenses, este virus podría ser usado como arma del terrorismo biológico. Si las investigaciones promovidas por los militares producen una vacuna eficaz, finalmente ésta podrá beneficiar a los países como Uganda cuando llegue el próximo brote. 


Fuente:
"Ebola in Uganda: Why Can't We Cure It? Where Does It Hide?" National Geographic

Acerca del Autor:

Dorina Ferrario es la fundadora de MedicinABC y estudiante de Medicina Humana en la Universidad Humboldt de Berlín. Su reto es conseguir la difusión de información médica gratuita y de calidad a sus lectores. Bloguera en formación continua para una continua difusión de información. Sígue MedicinABC en Twitter.